Páginas

miércoles, junio 04, 2008

ENTREGÁndome

La música de tus palabras
rellena el silencio del alma.
Te espero, de a ratos te sueño
¿será que eres lo que te siento?
Vives alejado de mis pies,
tu territorio está por allá, y yo por acá.
En este momento necesito seguridad
¿cuánto es lo que tu me puedes dar?
Yo me entrego a tus besos osados
a tu ternura que emancipa mi estado.
Por eso, imagíname como quieras,
yo soy tu fantasía.
Quizás no tenga el mundo para entregarte
pero tengo demasiadas ganas de amarte.
Enséñame a quedarme, a veces no lo se
enséñame lo que sientes, a veces me niego a ver.
Yo comparto contigo mi vulnerabilidad, y me dejo ser
sólo cuídame, que no me quiero romper.
Anhelo que la música de mis palabras
rellene el espacio de tu alma
Y que el eco del amor emanado
perdure en un interminable amanecer.
Sólo pienso en que nos permitamos ser.

3 comentarios:

Carlos Alberto Arellano dijo...

Gisela:

Hermoso... pero confieso que me angustia la vulnerabilidad de esa mujer.

¡Que sigas bien!

juan manuel dijo...

es muy hermoso el poema. habla de todo el amor que tenes para dar.sos hermosa en todos los sentidos.estoy con vos para lo q necesites.t kiero mucho.

Carlos Alberto Arellano dijo...

Gisela:

Bueno, veo que no has publicado nada nuevo. Volveré más adelante.

Acabo de ver el Neocounter (Está un poco escondido. ¡Qué lástima! Es hermoso.) Supongo que es la versión paga del FREE Neocounter que yo tengo.

¡Qué sigas bien!