Páginas

sábado, septiembre 27, 2008

Risa de vida

Decidimos como seguir
hasta que caemos en la realidad
que se empeña en hacer añicos
la libertad que llevamos.
Desnudamos el ocaso por si acaso
pero queda de negro disfraz
sin estrellas, sin brillo…
y te digo huyamos de aquí.
Mientras, escogemos el otro pulóver
sabemos que hará frío
pero igual tomamos nuestras manos
y juramos una mirada perpetua.
El futuro no es una meta
las ganas, el momento,
las ilusiones… el AMOR
solo eso nos queda entre las manos,
entre el alma y el cuerpo,
entre mis torturas
y la sonrisa de vivir.

1 comentario:

Carlos Alberto Arellano dijo...

Gisela:

Muy fuerte lo que has escrito.

Si no estás bien, espero que pronto mejores y vuelvas a publicar con más frecuencia en tu blog. Tu hogar en el ciberespacio.

Que así sea.

¡Saludos!